Ir al contenido principal

¿Qué tipo de liderazgo muestra el Papa Francisco en su carta a los obispos chilenos?

La carta del Papa Francisco mostró un estilo de liderazgo infrecuente. Lo esperable era que desde la jerarquía - la cabeza de la Iglesia - emitiera su veredicto, ordenara sanciones, instruyera cambios y delegara en el episcopado chileno su implementación. Así lo haría cualquier jefe tradicional, aún más en una organización donde la tradición de siglos se usa como criterio para explicar su larga existencia. Que decida el jefe es cómodo para los que están bajo su mando, pues permite que no se hagan cargo de sus responsabilidades ni que aprendan de sus errores.

La carta del Papa Francisco devela una concepción de liderazgo en red. Establece el diagnóstico con claridad, reconoce los hechos, pondera la extrema gravedad sobre las víctimas y muestra humildad al pedir perdón. Es el primero en auto corregirse.

Con esto establece el contexto de verdad, el tono emocional de humildad y la expectativa de apertura a la que los obispos chilenos deben entrar. Desde esta posición, invita a la curia local a discernir en conjunto las acciones necesarias para hacerse cargo de los múltiples efectos de un comportamientos sistemático de ocultamiento de abusos sexuales y de desprotección a las víctimas por parte de la jerarquía de la Iglesia chilena. 

En vez de usar la verticalidad invita a la reflexión horizontal. En vez de decidir solo, abre espacio de participación que empuja a los obispos a reflexionar, involucrarse, hacerse cargo, pensar en estrategias de reparación y en el rediseño que la Iglesia local debe hacer en sus estructuras, procesos y, especialmente, en la actitud y los comportamientos excluyentes y protectores de los victimarios que se comienzan a develar.

Impensadamente se abre una posibilidad de mejoramiento organizacional en la Iglesia chilena. Para que el liderazgo sugerido por el Papa en esta carta adquiera peso real y aplicación práctica será interesante ver las consecuencias que habrá, desde las sanciones a personas a los cambios organizacionales.

Para que el perdón sea real, la oferta de reparación debe ser proporcional al daño causado, y debe ser aceptado por las víctimas. Esperemos que esta invitación a un liderazgo colectivo sea bien leída y bien aprovechada por los obispos, se plasme en consecuencias observables y sea el augurio de algunas y transformaciones en la forma de aproximación de la jerarquía a las personas. 

Desde el liderazgo efectivo parece un giro bien orientado: firme y claro en la dirección que se requiere, y cercano, participativo, humilde y horizontal en la actitud a la que se invita. Conceptualmente es una gran invitación. Veremos cómo se despliega en los hechos, pues ahí su juega su coherencia.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Ofrecer una felicidad incoherente

Así como en el coaching o en la espiritualidad, con el tema del bienestar y la felicidad en la vida y el trabajo sucede lo mismo: hay personas que se aprenden las principales ideas, construyen algún producto o marca, salen a vender como expertos en el tema y logran seguidores, sin encarnar en la vida personal y en las relaciones con los demás aquello que predican.

Esta incoherencia es riesgosa para las personas que enganchan con las ofertas de la industria de la felicidad no encarnada. Predicar y no practicar, hablar y no demostrarlo en los comportamientos cotidianos es entender el bienestar y la felicidad como un negocio o una marca, y no como una actitud existencial ante la vida y ante los otros, demostrable en los comportamientos cotidianos.

Pasa en todos los dominios. Escuchamos a alguien e intuitivamente chequeamos su nivel de coherencia. Algunos criterios para chequear si quienes hablan de felicidad sólo pontifican o verdaderamente encarnan lo que enseñan son los siguientes:

Actitu…

Qué es la felicidad organizacional

El tema de la felicidad para la vida y de la felicidad en el trabajo ha despertado creciente interés dentro de las personas, con los notables aportes en libros y artículos de los investigadores en Psicología Positiva y enfoque apreciativo. Queremos ser felices y estamos deseosos de saber qué hacer, cómo hacerlo y cómo consolidar estados emocionales positivos y una sensación lo más sostenida posible de bienestar.
Hay poco escrito de felicidad en el trabajo y no existe prácticamente nada sobre felicidad organizacional. La diferencia es que la felicidad organizacional es una capacidad que desarrolla deliberadamente una organización para producir bienestar subjetivo en sus trabajadores y ganar una ventaja competitiva difícilmente imitable. Por su parte, la felicidad en el trabajo son las acciones individuales que las personas hacen en el trabajo para mejorar su bienestar o la percepción de felicidad que tienen en su organización.
Felicidad organizacional es la capacidad de una organización …

Integridad personal

Al hablar de integridad se conecta con 2 miradas que parecen tener escasa relación: por una parte, la integridad es reconocida como una característica de personas sabias y desarrolladas, y sus referencias provienen de literatura de tipo espiritual o de autores orientales. Por otra parte, es vista como aquello que estaba ausente en relaciones comerciales, políticas y financieras marcadas por la corrupción, las coimas, el tráfico de influencias, el uso de información privilegiada, el lobby desregulado, la codicia sin límite y la apropiación indebida de recursos públicos y privados.

En la aproximación de tipo espiritual, la integridad personal se concibe como una conquista del vivir conciente. Los relatos de sabios de diferentes tradiciones ancestrales describen invariablemente un proceso de trabajo personal y de lucha con el propio ego que debió ser conquistado para llegar a estados de conciencia transpersonal y universal. Los referentes de la Integridad Personal están en aquel conjunto …